• Teléfono
    (+34) 976 93 99 88
  • WhatsApp
    654 78 10 21
  • Correo electrónico
    apache@apacheinnovacion.es
Instagram de Apache InnovaciónInstagram de Apache Innovación
Search
Close this search box.

Los perros de morro chato

Los perros de morro chato o braquicéfalos en Noticias de Apache Innovación

Perros como los bulldogs, carlinos o Cavalier King Charles Spaniel tienen un aspecto adorable, con esas cabezas grandes y esas caras tan chatas. No obstante, este encantador aspecto externo enmascara una serie de anomalías internas como son unas fosas nasales muy estrechas o un diámetro de la tráquea inferior al de otras razas.

Estas particularidades anatómicas hacen que estas razas tengan problemas para respirar y que sean más susceptibles a padecer golpes de calor o desmayos cuando las temperaturas ambientales son elevadas. Este es el motivo por el que algunos países han decidido tomar medidas para evitar su reproducción, como Dinamarca, que en el 2019 prohibió la cría de los perros de morro chato, también llamados braquicéfalos, entre los que se incluyen, el pequinés, el shih tzu, el shar pei, el lhasa apso y el boston terrier.

¿Qué es la braquicefalia?

La braquicefalia hace referencia a una cierta conformación del cráneo que es corto y da la apariencia de una cara aplanada. Puede afectar a perros, gatos, conejos y otras especies.

¿Cuáles son los problemas de los perros braquicéfalos?

Como hemos dicho anteriormente las anomalías de las vías respiratorias superiores les provocan dificultades al respirar que, a menudo, están asociadas con el sobrecalentamiento, la apnea del sueño y la regurgitación. Muchos incluso respiran con la boca abierta y de forma ruidosa. El ejercicio físico está restringido ya que se quedan sin aliento al mínimo esfuerzo.

El paladar blando es más alargado que en otras razas de modo que su extremo se introduce en las vías respiratorias y dificulta el paso de aire hacia los pulmones. Las fosas nasales son muy estrechas y se cierran al inhalar aire, lo que hace que al perro le cueste más respirar por la nariz. Los sáculos laríngeos, que son dos cavidades recubiertas de mucosa situadas detrás de la epiglotis y que separan las cuerdas vocales, se introducen en la tráquea y dificultan la entrada del aire.

Otros problemas asociados

Otros problemas asociados con esta especial conformación del cráneo los encontramos en los ojos, los dientes, la piel y el parto.

Problemas oculares

Dada la conformación especial del cerebro de estos perros las cuencas de los ojos son poco profundas de modo que los globos oculares son prominentes y más vulnerables a los golpes. Igualmente, la piel que los rodea puede rozar el globo ocular e incluso las pestañas llegan a tocarlo.

El ejercicio físico está restringido ya que se quedan sin aliento al mínimo esfuerzo.

Problemas dentales

Aunque los perros braquicéfalos tienen el mismo número de dientes que las otras razas, existe mucho menos espacio para su ubicación lo que da lugar a que se apiñen en la boca o a que crezcan en ángulos raros. A su vez, esto hace que los restos de comida queden atrapados entre los dientes por lo que es más probable que tengan enfermedad periodontal.

Problemas de piel

Es habitual que aparezcan infecciones en los pliegues cutáneos de la cara por lo que estas áreas se deben examinar y limpiar con cierta frecuencia.

Problemas en el parto

Al tener la cabeza tan ancha las hembras tienen un parto difícil por lo que a menudo es necesario practicar una cesárea.

¿Tiene tratamiento?

Para los perros que solo muestran signos leves sería suficiente con controlar los niveles de ejercicio, evitar la exposición al calor y la humedad y reducir el estrés.

También existe un tratamiento farmacológico, aunque este no corrige las anomalías anatómicas. Cuando el problema es mucho más grave, es posible que el veterinario recomiende realizar una cirugía para abrir los orificios nasales, acortar el paladar para que no interfiera con la garganta o extirpar los sáculos laríngeos para que el diámetro de las vías aéreas se amplíe.

¿Qué puede hacer un propietario con un perro braquicéfalo?

  • Mantenerlo siempre dentro de su peso ideal ya que el sobrepeso o la obesidad pueden intensificar los problemas respiratorios.
  • Utilizar un arnés en lugar de collar para permitir que respire con facilidad y evitar cualquier presión sobre el cuello.
  • El ejercicio físico siempre se tiene que hacer con moderación y evitar, en lo posible, las horas de más calor del día.
  • Revisar las fosas nasales a diario y limpiarlas de toda mucosidad.
  • Hay que evitar que se fatigue durante los paseos, por lo que se pueden hacer paradas frecuentes y ofrecerle agua siempre que lo necesite.
  • Controles veterinarios periódicos.

¿Te parece interesante este artículo? Si quieres saber más matricúlate en nuestro curso de Auxiliar Técnico Veterinario (ATV) y podrás formarte en una carrera que te permita crecer a nivel personal y profesional.