• Teléfono
    (+34) 976 93 99 88
  • WhatsApp
    654 78 10 21
  • Correo electrónico
    apache@apacheinnovacion.es
Instagram de Apache InnovaciónInstagram de Apache Innovación
Search
Close this search box.

Tipos de manto en el perro

Tipos de manto en Noticias de Apache Innovación

Además del tamaño y la personalidad, otro de los rasgos distintivos de los perros es el tipo de manto. Por tipo de manto entendemos la diferente textura y longitud del pelo y también si tiene una o dos capas.

Cada tipo de manto requiere unos cuidados diferentes que deberían tenerse en cuenta a la hora de escoger un perro. No es lo mismo el pelo corto de un boxer, que requiere pocos cuidados, que el manto largo y sedoso de un afgano, que necesita más dedicación.

A la hora de proceder a arreglar el manto del perro el peluquero canino es la persona que conoce la morfología de las diferentes razas y sabe cuáles son las mejores técnicas y cortes para cada caso.

A continuación, vamos a ver una clasificación no oficial de los tipos de mantos que podemos encontrar en los perros.

Manto largo

Los perros de pelo largo son muy atractivos, pero requieren atenciones continuas. Debido a su largura el pelo tiende a formar molestos enredos que deben deshacerse de forma regular. Por lo general, hay que cepillarlos una vez al día o, en su defecto, varias veces a la semana.

Como contrapartida, los perros con este tipo de manto suelen perder menos pelo que los de otros tipos, aunque eso no evita una visita a la peluquería cada pocos meses para hacer un mantenimiento completo.

El peluquero canino es la persona que conoce la morfología de las diferentes razas y sabe cuáles son las mejores técnicas y cortes para cada caso.

Una de las principales preocupaciones que puede tener el propietario de un perro con el manto largo es la posibilidad de sobrecalentamiento, sobre todo en los meses de más calor, por lo que la visita al peluquero se hace entonces imprescindible.

Algunas de las razas que tienen este tipo de pelo son san Bernardo, Lhasa Apso y Yorkshire Terrier.

Manto corto

A diferencia de los anteriores, los perros de pelo corto son más fáciles de arreglar y no requieren tanto trabajo. Aunque no suelen tener enredos si que es necesario cepillarlos de forma regular para ayudar a eliminar el pelo muerto y distribuir por el cuerpo los aceites naturales.

Los propietarios de estos perros deben saber que tienden a perder mucho pelo por lo que es probable que haga falta pasar el aspirador con más frecuencia de lo habitual.

Es posible que si el perro además de pelo corto es de una sola capa, necesite algún tipo de abrigo para salir a la calle en los meses más fríos.

El boxer, el labrador retriever o el rottweiler son ejemplos de este tipo de manto.

Manto medio

A medio camino entre el manto largo y el corto los perros con manto de longitud media no requieren tantos cuidados como los de manto largo, pero sí algo más que los de pelo corto.

Aunque el pelo no suele enredarse, sí que conviene cepillarlos para evitar que se formen nudos y también para eliminar el pelo muerto. También suelen perder pelo, pero no tanto como para que el propietario ponga en marcha el aspirador con mucha frecuencia.

Entre las razas de pelo medio se encuentran akita, pastor alemán y husky siberiano.

Otros pelajes

Entre la amplia variedad de pelajes también encontramos los perros con el pelo rizado como el caniche, que necesitarán un cepillado regular para eliminar los enredos, o los perros de pelo duro como el Schnauzer.

También encontramos perros sin pelo como el crestado chino que son ideales para las personas con alergia. No obstante, necesitan cuidados especiales ya que al carecer de capa protectora su piel está expuesta continuamente al sol, viento, lluvia.

Capa única o doble

El tipo de capa es independiente del tipo de manto, es decir que, aparte de la longitud y textura del pelaje, los perros pueden tener capa única o doble.

Los perros de capa única pueden tener el pelaje largo, corto, rizado, áspero o suave, pero solo tienen una capa de pelo. Un ejemplo de este tipo de perros sería el galgo.

Por su parte, los perros con doble capa, además de la externa, tienen otra por debajo de pelos finos y ligeros. Algo parecido al plumón que poseen algunas aves que crece debajo de las plumas más grandes. Ejemplos de perros con doble capa serían el Shih Tzu o el Alaskan Malamute.