Instagram de Apache InnovaciónInstagram de Apache Innovación
Search
Close this search box.

¿Qué es un perro de asistencia?

Perros de asistencia en Apache Innovación y cursos en Zaragoza

Los perros de asistencia, también conocidos como perros de servicio, desempeñan un papel vital en la vida de personas con discapacidades o necesidades especiales. Estos animales han sido especialmente adiestrados para brindar apoyo emocional, físico y práctico a sus usuarios, lo que mejora de forma significativa su calidad de vida ya que promueven la independencia y la inclusión en la sociedad de sus usuarios. Su presencia demuestra cómo la relación entre humanos y perros puede ser verdaderamente transformadora.

Los perros de asistencia se pueden clasificar según las necesidades específicas de las personas a las que van a acompañar. Así, tenemos los perros guía para personas con discapacidad visual, los perros señal para personas con discapacidad auditiva, los perros de servicio para personas con discapacidad física, los perros de aviso para personas con discapacidad y crisis recurrentes con desconexión sensorial y los perros para personas con trastornos del espectro autista. Vamos a ver cada grupo con un poco más de detalle.

Perros guía para personas con discapacidad visual

Los perros guía para personas con discapacidad visual quizá es el grupo que la gente reconoce con más facilidad. Su tarea consiste en ayudar a personas con algún tipo de deficiencia visual o totalmente ciegas de modo que mejoran su movilidad y les ayudan a superar los obstáculos en sus desplazamientos diarios: identifican escaleras, cruces de peatones y otros peligros potenciales. Con un perro guía las personas ciegas tienen una mayor independencia y confianza para el desarrollo de sus actividades diarias.

Perros señal para personas con discapacidad auditiva

Los perros señal asisten a personas con discapacidad auditiva y se encargan de avisarles cuando se produce un sonido importante, como el timbre de la puerta, el reloj del horno o el llanto de un bebé. Por otra parte, también pueden advertir a su propietario de una situación de peligro inminente, como alarmas de incendio, para que actúe de forma rápida.

Perros de servicio para personas con discapacidad física

Los perros de servicio están adiestrados para proporcionar asistencia a personas con movilidad reducida, como las que utilizan muletas o sillas de rueda. Estos perros les ayudan en tareas cotidianas como recoger objetos caídos, llevarles elementos en momentos concretos, como teléfonos, medicinas, etc., activar interruptores de emergencia o solicitar la ayuda de otras personas cuando sea necesario.

Los perros de asistencia han sido especialmente adiestrados para brindar apoyo emocional, físico y práctico a sus usuarios.

Perros de aviso para personas con discapacidad y crisis recurrentes con desconexión sensorial

Los perros de aviso son capaces de detectar con anticipación eventos médicos críticos, como ataques en personas que padecen epilepsia, diabetes u otras condiciones similares. Algunos están entrenados para actuar de forma rápida durante un episodio de este tipo y activan alarmas, despiertan al usuario o bien les llevan el teléfono o los medicamentos que necesitan en ese momento. Por otra parte, algunos perros han sido adiestrados para prever estos episodios con antelación y alertar al usuario o a su entorno, de este modo, la persona afectada puede tomar medicación o prepararse para que la situación produzca la menor alteración posible.

Perros para personas con trastornos del espectro autista

Los perros de asistencia para personas con trastornos del espectro autista (TEA) reciben un adiestramiento que aumenta la seguridad y la socialización de las personas con esta discapacidad. Igualmente son capaces de reducir las conductas disruptivas que suelen afectar a estas personas. Un ejemplo de ello sería la tendencia que tienen algunas de las personas con este trastorno a salir corriendo a la calle sin previo aviso y sin tener en cuenta los peligros que esa conducta puede acarrear. En este caso, el perro detecta ciertos estímulos y se queda anclado en el suelo impidiendo que la persona avance.

¿Quién puede tener un perro de asistencia?

La decisión de adquirir un perro de asistencia ha de estar bien fundamentada y la persona con discapacidad que lo desea tendrá que pasar por algunas pruebas para evaluar qué perro será el más adecuado. Hay que tener en cuenta que ambos forman un equipo que debe superar muchos obstáculos por lo que la compenetración entre ellos ha de ser total.


¿Te parece interesante este artículo? Si quieres saber más apúntate al certificado de profesionalidad de Instrucción de perros de asistencia y podrás formarte en una carrera que te permita crecer a nivel personal y profesional.